Este cartel lo presenté para participar en el concurso de carteles convocado para escoger la imagen del «Concurso Internacional de Cortometrajes de Soria».

Mi intención era huir de las imágenes obvias para representar el cine, y a la vez encontrar un nexo de unión con Soria. Después de darle bastantes vueltas a la idea opté por utilizar la fotografía como técnica para el cartel, utilizando un cepillo de carpintero (hice dos versiones, con uno moderno y otro antiguo) sobre un trozo de madera de pino (hay una variedad de pino muy apreciada en carpintería que se llama «pino Soria» que es de esta región), y recortando unas secciones de un rollo de película de cine real que casualmente tenía hacía bastante tiempo, a modo de virutas de madera que salen del cepillo.

Finalmente hice la composición de la manera en que lo había imaginado y realicé las fotografías, con la ayuda de una caja de luz. Después a la hora de montar el cartel opté por dejar que la fotografía ocupase el centro de la composición (llevando el protagonismo) y la tipografía escogida es de palo seco y bastante fina de trazo. Por último añadí dos líneas verticales en los márgenes que no llegan al final y sirven para enmarcar el cartel y, de manera sutil, recuerdan a los laterales del rollo de película de cine.